Enfermedades condiciones de gatos

Hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre) en los gatos

Hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre) en los gatos

Descripción general de la hipoglucemia en los gatos

La hipoglucemia se define como una concentración de glucosa en sangre (azúcar) de menos de 70 miligramos por decilitro (mg / dl) de sangre. Los síntomas dependen de la rapidez con que disminuye la concentración de glucosa en la sangre, pero rara vez ocurren hasta que cae por debajo de 50 mg / dl.

A continuación se muestra una descripción general de la hipoglucemia en los gatos, seguida de información detallada sobre las causas, el diagnóstico y el tratamiento de esta afección.

Los síntomas reflejan la tasa de disminución de la concentración de glucosa en sangre, la causa subyacente de la hipoglucemia y la cronicidad del problema. Una forma común de hipoglucemia se llama hipoglucemia juvenil porque ocurre en gatitos de menos de 3 meses de edad. La hipoglucemia juvenil es común en los gatitos porque no han desarrollado completamente la capacidad de regular su concentración de glucosa en sangre y tienen un alto requerimiento de glucosa. El estrés, el frío, la desnutrición y los parásitos intestinales son problemas que pueden precipitar un episodio de hipoglucemia juvenil.

Otras causas de hipoglucemia en gatos

  • Ayunar antes del ejercicio vigoroso
  • Administración excesiva de insulina (puede ocurrir en gatos con diabetes)
  • Tumores de páncreas productores de insulina.
  • Enfermedad hepática severa
  • Otros tumores que producen factores similares a la insulina.
  • Derivaciones portosistémicas
  • Enfermedades hereditarias derivadas del almacenamiento anormal de glucosa.
  • Infección bacteriana sistémica grave.
  • De qué mirar

  • Pérdida de apetito
  • Letargo extremo
  • Incoordinación
  • Temblores y espasmos musculares
  • Debilidad
  • Convulsiones
  • Comportamiento inusual
  • Pupilas dilatadas y ceguera aparente
  • Estupor o coma
  • Diagnóstico de hipoglucemia en gatos

    Se necesitan pruebas de diagnóstico para identificar la hipoglucemia y determinar su causa. Su veterinario puede recomendar las siguientes pruebas de diagnóstico:

  • Un historial médico completo y un examen físico completo.
  • Medición de la concentración de glucosa en sangre.
  • Otras pruebas de diagnóstico, como hemograma completo (hemograma o CBC), pruebas de bioquímica sérica de rutina, análisis de orina y concentración de insulina en suero para establecer la causa subyacente de la hipoglucemia.
  • Examen de ultrasonido del abdomen para identificar un tumor pancreático u otro que pueda estar causando hipoglucemia
  • Tratamiento de la hipoglucemia en gatos

    En última instancia, el tratamiento para la causa subyacente de la hipoglucemia es necesario, pero inicialmente, su veterinario puede administrar glucosa por vía oral o por inyección intravenosa para aumentar la concentración de glucosa en sangre.

    Cuidado y prevención en el hogar

    En casa será necesario observar el nivel de actividad general, el apetito y la actitud de su gato. Si tiene razones para sospechar hipoglucemia, debe frotar el jarabe Karo® u otro jarabe de alta concentración de azúcar en las encías de su gato y llamar a su veterinario inmediatamente.

    Algunas medidas preventivas pueden ayudar. Proporcione un ambiente cálido, alimentaciones frecuentes, vacunas de rutina y procedimientos de desparasitación para gatitos según lo recomendado por su veterinario. Además, proporcione comidas frecuentes y regulares. A los gatitos jóvenes se les debe permitir comer tanto como quieran. Asegúrese de alimentar una comida para mascotas de alta calidad.

    Información detallada sobre la hipoglucemia en gatos

    Las causas comunes de hipoglucemia incluyen los siguientes trastornos:

  • Tumores de páncreas productores de insulina, como el tumor de células beta o el insulinoma
  • Enfermedad de almacenamiento de glucógeno, que es un trastorno hereditario en el que las deficiencias enzimáticas causan un almacenamiento anormal de glucosa en el hígado como almidón
  • Hipopituitarismo, una disminución de la secreción de hormonas reguladoras de la glándula pituitaria.
  • Sobredosis de insulina como puede ocurrir en mascotas con diabetes mellitus
  • Hipoglucemia juvenil, que es hipoglucemia en cachorros asociada con estrés, resfriado, alimentación poco frecuente y parásitos intestinales.
  • Error de laboratorio La concentración de glucosa en sangre puede disminuir hasta 10 miligramos por decilitro de sangre por cada hora que la sangre se deja reposar antes de ser procesada por el laboratorio. El manejo inadecuado de la muestra es una causa común de hipoglucemia aparente en muestras de sangre enviadas a grandes distancias a los laboratorios. Para evitar este error, su veterinario puede usar una máquina llamada centrífuga para hacer girar las células sanguíneas y separar el suero de la sangre antes de enviar la muestra al laboratorio para su análisis.
  • Enfermedad del higado
  • Malabsorción o absorción intestinal alterada de nutrientes.
  • Desnutrición. En realidad, el ayuno prolongado o la pérdida de apetito en perros adultos normales no es una causa común de hipoglucemia.
  • Tumores de órganos distintos del páncreas que producen sustancias similares a la insulina que pueden causar hipoglucemia.
  • Medicamentos hipoglucemiantes administrados por vía oral, como las sulfonilureas, más comúnmente utilizados para tratar la diabetes mellitus en algunos pacientes humanos.
  • Derivación portosistémica, que es un vaso sanguíneo anormal presente al nacer que hace que la sangre de los intestinos pase por el hígado.
  • El embarazo avanzado rara vez se puede asociar con hipoglucemia
  • La glucosa en la orina debido a la función anormal de los túbulos renales rara vez se puede asociar con una baja concentración de azúcar en la sangre.
  • Infección bacteriana sistémica grave (sepsis)
  • Información detallada sobre la hipoglucemia felina

    Otros problemas médicos pueden provocar síntomas similares a los encontrados en gatos con hipoglucemia. Es importante descartar estas condiciones antes de establecer un diagnóstico definitivo:

  • Hepatoencefalopatía. Esta es una función cerebral anormal causada por enfermedad hepática grave o derivación de sangre alrededor del hígado.
  • Hipocalcemia Esta es la concentración de calcio en la sangre que es más baja de lo normal.
  • Trastornos del sistema nervioso central
  • Trastornos de la médula espinal que causan debilidad en las extremidades posteriores.
  • Síncope o desmayo
  • Diagnóstico en profundidad

    Se deben realizar pruebas de diagnóstico para confirmar el diagnóstico de hipoglucemia y excluir otras enfermedades que pueden causar síntomas similares. Su veterinario probablemente le recomendará lo siguiente:

  • Un historial médico completo y un examen físico. Su veterinario le hará preguntas específicas sobre el apetito y los hábitos alimenticios de su gato.
  • Concentración de glucosa en sangre. Se medirá el nivel de azúcar en la sangre de su mascota y, si la lectura es normal, puede seguir un nivel de azúcar en sangre en ayunas y mediciones repetidas durante el ayuno.

    Su veterinario también puede recomendar pruebas de diagnóstico adicionales para excluir otras afecciones o comprender mejor el impacto de la hipoglucemia en su gato. Estas pruebas aseguran una atención médica óptima y se seleccionan caso por caso. Ejemplos incluyen:

  • Un conteo sanguíneo completo (CBC o hemograma) para identificar anemia y evaluar otros problemas como infección o inflamación.
  • Pruebas de bioquímica en suero para identificar procesos de enfermedades subyacentes que pueden contribuir al desarrollo de hipoglucemia o para identificar procesos de enfermedades complicadas.
  • Análisis de orina para evaluar la función renal, identificar glucosa en la orina y detectar la presencia de glóbulos blancos en la orina, lo que indicaría infección del tracto urinario.
  • Flotación fecal para identificar la presencia de parásitos que pueden causar hipoglucemia.
  • Concentración sanguínea de ácidos biliares para evaluar la función hepática, ya que algunos animales con insuficiencia hepática desarrollan hipoglucemia.
  • La concentración sérica de insulina puede determinarse junto con la concentración de glucosa en sangre para identificar un tumor secretor de insulina del páncreas (insulinoma o tumor de células beta).
  • Se pueden realizar radiografías del abdomen y el tórax para buscar tumores que puedan estar asociados con hipoglucemia. Las radiografías de tórax a menudo se realizan para detectar tumores que pueden haberse diseminado (metastatizado) a los pulmones. Un hígado pequeño en las radiografías abdominales puede indicar cicatrización crónica (cirrosis) o derivación de sangre alrededor del hígado causada por un vaso sanguíneo anormal (derivación portosistémica). Una apariencia nebulosa en la radiografía abdominal puede ser causada por peritonitis.
  • Se puede realizar una ecografía abdominal para evaluar a su gato en busca de tumores que puedan causar hipoglucemia. Los tumores del páncreas productores de insulina (insulinoma o tumor de células beta) a menudo son muy pequeños y pueden no ser evidentes en el examen de ultrasonido. Afortunadamente, estos tumores son muy raros en los gatos.
  • La hipoglucemia que permanece sin explicación después de una evaluación diagnóstica completa puede requerir derivación a un especialista en medicina interna veterinaria.
  • Tratamiento en profundidad

    La terapia óptima de cualquier afección médica grave o persistente depende del establecimiento del diagnóstico correcto. Hay varias causas potenciales de hipoglucemia y la causa subyacente de la hipoglucemia debe determinarse antes de recomendar un tratamiento definitivo.

    La terapia inicial debe estar dirigida al diagnóstico y tratamiento de las causas subyacentes de la hipoglucemia. Su veterinario puede recomendar o realizar las siguientes medidas de tratamiento:

  • Dextrosa suplementaria mediante la administración de jarabe de maíz (jarabe Karo®) en las encías del gato o una solución de glucosa al 50 por ciento administrada por vía oral. Se debe tener especial cuidado para asegurarse de que el gato tenga un reflejo de deglución normal para evitar la aspiración de la solución de glucosa a los pulmones. En algunos gatos, puede ser necesario administrar una solución estéril de dextrosa por inyección intravenosa.
  • Puede ser necesario un catéter intravenoso y la administración de una solución electrolítica que también contenga dextrosa.
  • El calentamiento de los pacientes con temperatura corporal baja y un control estrecho de la temperatura corporal es importante, especialmente en los gatitos.

    Su veterinario intentará identificar la causa subyacente de la hipoglucemia y tratarla adecuadamente, como extirpar el tumor asociado con la hipoglucemia, proporcionar comidas pequeñas frecuentes y tratar infecciones en todo el cuerpo. Las medidas de tratamiento después de la atención de emergencia pueden incluir:

  • El gato puede ser hospitalizado para observación y tratamiento de hipoglucemia. Las concentraciones de glucosa en sangre se pueden verificar con frecuencia hasta que el paciente se haya estabilizado.
  • Su gato será alimentado con comidas pequeñas con frecuencia si es posible. La dieta debe ser alta en proteínas, grasas y carbohidratos complejos. Se recomienda una combinación de alimentos enlatados y secos alimentados de 3 a 6 veces por día.
  • Los glucocorticoides pueden recomendarse para gatos con hipoglucemia causada por un tumor.
  • También se puede considerar un medicamento llamado diazóxido (Proglycem®) para gatos con hipoglucemia inducida por tumores.
  • Pronóstico para la hipoglucemia felina

    El diagnóstico y el tratamiento adecuados del trastorno subyacente asegurarán el mejor pronóstico posible, que depende de la causa de la hipoglucemia. En casos de hipoglucemia juvenil e hipoglucemia por sobredosis de insulina, el pronóstico generalmente es bueno.

    El pronóstico para los gatos con hipoglucemia asociada con infección en todo el cuerpo (sepsis) depende de la causa subyacente de la infección sistémica y de la eficacia con la que se puede tratar.

    Cuidados de seguimiento

    El tratamiento óptimo para su gato requiere una combinación de atención veterinaria en el hogar y profesional. El seguimiento puede ser crucial y puede incluir las siguientes recomendaciones:

  • Administre cualquier medicamento recetado por su veterinario. La incapacidad de medicarse adecuadamente puede ser una razón para el fracaso del tratamiento.
  • Alimente a su gato con pequeñas comidas frecuentes y observe el nivel general de actividad y el apetito de su gato. Vigílelo en busca de signos de hipoglucemia recurrente (letargo, debilidad, asombroso, comportamiento inusual, ceguera aparente, espasmos musculares, convulsiones).
  • Haga que su veterinario revise a su gato regularmente para determinar la glucosa en sangre.